post

The beer in Spanish Literature

Beer has not been so often mentioned in Spanish Literature as wine, considered a foreign or popular drink not many authors considered it a subject for novels or poetry. We have search and the following are the authors and mentions:

 

1.  Mesonero Romanos,u Manual de Madrid, Descripción de la Corte y de la Villa, published in 1833 explains that 8 beer factory produced beer in Madrid.

Según un estado moderno que tengo a la vista consta haber en Madrid las fábricas y talleres siguientes: Doscientos de carpinteros; veinte y dos de ebanistas; (…) cinco fábricas de cerveza; ochenta de hojalateros; tres de instrumentos de aire; ocho de (…)

In the same book we found an interesting explanation about hop:

Cerveza . En marzo de 1828 se averiguó que el lúpulo, hombrecillo o hublón, flor indispensable para la fabricación de la cerveza, se criaba espontáneamente, aunque en corta cantidad, en las cercanías del canal de Manzanares y soto de Migas calientes, y con más abundancia en los alrededores de Guadalajara y la Alcarria; siendo su coste una cuarta parte de la que se traía del extranjero, y su calidad la mejor a juicio de los fabricantes. También se encuentra esta planta muy abundante en Aragón y Cataluña. En las fábricas de cerveza de esta corte se ha mejorado y variado este género extraordinariamente, y se regula su despacho en 8000 botellas diarias.

2. In the short novels by Mrs  Cecilia Böhl de Faber y Larrea, who was known as Fernan Caballero describes a clergyman who didn’t even drink beer:

En cuanto a la cerveza , contaba alegremente que habiéndosela prescrito por un padecimiento de estómago el médico a la hermana del cura, se le encargó al sacristán que buscase y comprase una botella. Cuando la hubo traído, le dio el cura un poco de aquel líquido para que lo probase, y viendo que ponía mal gesto, le preguntó:-¿qué te parece, hombre?-Señor, contestó el interrogado, me parece que si cerveza hubiese habido en el Calvario, al Señor no le dan la hiel.

A gallician writer Doña Emilia Pardo Bazán mentioned beer as a refreshing drink very often:
  By the end of 19º siegle, she wrote: Piedra Angular:

-Adiós, Priego… ¿Quieren ustedes subir y refrescar? ¿Una botellita de cerveza ?
-Tantas gracias… Ahora, imposible -contestó Priego…

El Doctor comprendió que aceptaban el refresco, del que debían de estar bien necesitados, y al tiempo que salía a recibir a sus huéspedes, llamó a la niñera, dando órdenes para que la cerveza, la grosella, los pasteles, que por fortuna había traído de Marineda calentitos, se sirviesen en la mesa de piedra del cenador.

and again in the 1900’s short novel Quimera:

-Eso es- Que le envíen lo preciso. Venga usted por aquí a mi escritorio… ¿Ha almorzado usted? ¿Quiere refrescar? ¿Cerveza ?

One of the most important writers of 19º siegle  Don Benito Pérez Galdós, describes beer in his novel Luchana as a too bitter drink according to a Northern woman

Y comerciantes, que traen del Norte duelas, bacalao y toneles de una bebida que llaman cerveza , más amarga que los demonios;

but it seems to be very well known in Madrid and consumed in bars and at home, as we see in the very famous novel  Fortunata y Jacinta, published in 1887:

Izquierdo se plantó de centinela en la sala, acompañado de una grande de cerveza , y por si la grande no era bastante para pasar la noche, llevó también una chica de añadidura.

—–

En esto, el ruido de voces, que sonaba en la salita próxima aumentó considerablemente, y a los oídos de Ballester llegaban estas palabras: envido a la chica, órdago a los pares.

«Es mi tío José -dijo Fortunata-, que está jugando al mus con su amigo. Le mando que venga aquí para que me acompañe mientras estoy en la cama, porque tengo mucho miedo, y para que no se aburra, hago que le traigan una botella de cerveza y le permito que venga su amigo a hacerle compañía».

Although some mincing women didn’t appreciated it:

Izquierdo entró con una botella de cerveza y detrás el mozo del café de Gallo con un grande de limón, ponchera y copas. «La señora -dijo él queriendo ser amable-, va a tomar un vasito de cerveza con limón».
-¡Quite usted allá! -replicó la dama-. Yo no bebo esas porquerías. Se lo agradezco…

Another important writer Leopoldo Alas Clarín, in his tale called  Avecilla tells an amusing anecdote in a bar:

Él me obsequiaba a mí tanto, me pagaba tantos cafés, tanta cerveza , tantas cosas, por más que yo protestaba, y hasta me enfurecía, que no había manera de desairarle.

and apparently beer was very appreciated by 19º siegle writers, in  Bustamante, published in 1886:

-¿Qué quiere el señorito? -le preguntó un mozo distraído. Bustamante quiso cerveza . Mala hora para tomar cerveza , pero no encontró en su memoria bebida más propia de un literato, como él era sin duda y cada vez más.

A 20º siegle’s writer Gabriel Miró mentioned beer as a friendship drink, in  Nómadas:

Don Diego fue al pueblo, cambió la orla de diamantes por dineros, y en rendimiento de gratitud de la acogida fraternal hecha a él, extraño y miserable, llevó a la torre tabaco, cerveza , viandas y un pomo de rosas pálidas, atadas con cinta de seda, que ofreció gentilmente a la hija del músico.

Aquella noche, embriagados de música, de tabaco, de cerveza, se tutearon; y aflicciones, disciplina y turno de servicio, todo, todo fue olvidado:

We find a game of words in a short novel by  Leopoldo Calvo Sotelo Robanova: una vez era un pueblo :

Amigos míos, dediquemos unas palabras a nuestro clásico pote. Dime lo que comes y te diré quién eres. ¿Fue Brillat Savarin el autor de sentencia tan profunda? No lo sé; lo que sí sé es que pocas veces habrá surgido en cabeza humana verdad de tamaño calibre. Aplicadla también a la bebida: el champagne tiene la exquisitez elegante del espíritu galo, y la cerveza , la basta contextura del tipo teutón.
-La cerveza será basta -comentó una voz-, pero tú, cuando la bebes, nunca dices ¡basta!

And to end this review of literature and beer we want to mention the theater writer  Valle Inclán, who lived and write in our neighborhood, in his play Luces de Bohemia 

Don Latino: Yo me bebo modestamente una chica de cerveza, y tú me apoquinas en pasta con lo que me había de costar la bebecua.

 

post

La espuma de la cerveza

10 cosas que debes saber sobre la espuma de la cerveza

En términos cerveceros se conoce como head o cabeza y es uno de los indicativos más visibles de la calidad de la cerveza que nos vamos a beber.  La cerveza es una bebida viva, en proceso de evolución desde que el maestro cervecero inicia la elaboración del mosto hasta que llega a nuestro vaso. Y tal como evoluciona la cerveza, evoluciona su espuma.

Fuente: Flickr - tigercop2k3

Fuente: Flickr – tigercop2k3

Cuando levantamos el vaso de cerveza, la primera impresión que recibimos, tanto visual como olfativa, nos la proporciona esa corona blanca, la espuma, que está formada por diferentes componentes que van evolucionando y transformándose ante nuestros ojos y también ante nuestra nariz que percibe los aromas que van liberando las burbujas en procesos de fusión y evaporación.
El objetivo de este artículo no es proporcionar una información científica exahustiva de la formación y cualidades de la espuma de cerveza, pues existe ya mucha información escrita sobre el tema.  Lo que sí que queremos es ofrecerte algunos datos interesantes para que disfrutes de esos dos dedos de espuma que coronan tu vaso de cerveza:

  1. La espuma que cubre tu cerveza ayuda a mantener las características de la cerveza, evitando la oxidación y otros procesos desestabilizantes
  2. Las características de la espuma de cada cerveza difieren según el tipo de fermentación, la cantidad de lúpulo y el tipo de cereales que se hayan empleado en la fabricación
  3. Las propiedades que debes valorar en la espuma de tu cerveza son la densidad, la cremosidad, la adherencia al vidrio y la estabilidad. Los catadores de cervezas tienen en cuenta estos aspectos para valorarlas.
  4. Las cervezas de tipo ale producen una espuma más cremosa gracias a la mezcla de gas carbónico y nitrógeno, en las cervezas tipo lager, la burbuja es más grande y ligera, pues solo está compuesta de gas carbónico
  5. La adherencia al vidrio depende de factores, tal como la forma del vaso, la calidad del vídrio y los compuestos de la cerveza. Por ello cada maestro cervecero elige el tipo de vaso más adecuado para su cerveza.
  6. La presencia de grasa, de restos de detergentes o incluso el contacto con pintalabios pueden hacer desaparecer la cerveza de tu vaso, pues los lípidos y tensoactivos de los detergentes interactúan con las burbujas haciendo que se rompa la lámina exterior y el gas se evapore rápidamente. De ahí viene la costumbre de aclarar el vaso con agua fría antes de servirte la caña.
  7. La calidad y cantidad de lúpulo en la cerveza también afectará a la persistencia de la espuma, pues tienen elementos hidrofóbicos que ayudan a mantener las burbujas unidas  Así pues, las cervezas muy lupulizadas tendrán una mayor retención de espuma.
  8. Una fermentación correcta debe descomponer los azúcares y almidón del cereal en alcohol y gas carbónico, que se mantendrá disuelto en el líquido hasta el momento de servirla, formando una espuma  estable y brillante.
  9. La temperatura también afecta a la densidad y persistencia de la espuma: mientras más fría esté, más perdurará la espuma en nuestro vaso.
  10. La mejor manera de servir la cerveza es inclinando primero la copa unos 45º para que se forme la espuma, batiendo en el fondo del vaso. Cuando el líquido y la espuma alcanzan el borde de la copa es conveniente parar un momento para que la espuma descienda ligeramente y a continuación volver a verter la cerveza con la copa inclinada entre 20 y 15º hasta que se llene el recipiente. Si quieres más información sobre cómo servir una buena cerveza, mira lo que opina el campeón de España de tiraje de cerveza

Para terminar este lista, os queremos contar que no en el mundo de la cerveza, no todos aprecian por igual la existencia de la espuma, hay quienes opinan que es sólo un elemento estético. Para otros es un elemento esencial de la buena cerveza. ¿Tú qué opinas?