post

Si te gusta la cerveza, y te consideras cervecera o cervecero de pro, te gustará conocer algunos datos que desmienten populares leyendas urbanas:

1.    La cerveza siempre se tomar fría

Aunque hay una creencia generalizada sobre que la cerveza es una bebida que ha de tomarse fría, lo cierto es que no todas las cervezas se saborean al máximo a baja temperatura. En general las cervezas de tipo lager son más apropiadas para beber en frío, mientras que las ale se saborean mejor a temperaturas más altas, pues el frío impide degustar plenamente todos sus sabores.

2.    La cerveza se debe servir en una jarra helada

No debe beberse la cerveza en un vaso o jarra helados, pues el hielo y la escarcha adheridos al vaso se derretirán y aguarán la cerveza perdiendo parte de su sabor. Además la cerveza se mantiene ya a baja temperatura en los barriles o cámaras, por lo que no es preciso enfriarla aún más. Si quieres leer más información sobre la temperatura ideal de la cerveza, te invitamos a leer este artículo de cerveceros

3.    La palabra cerveza deriva de un maltentendido

La diferencia entre el  nombre español de la cerveza y los nombres de nuestros vecinos, beer, bier, birra… ha dado lugar a diferentes leyendas urbanas, como esa que cuenta que estando los soldados españoles en Flandes oyeron decir a un hombre en una tarberna: “sirve eso” y pensaron que era el nombre de la bebida que estaban consumiendo.

Lo cierto es que la palabra cerveza deriva del nombre romano “cerevisia”, una palabra derivada de “Ceres”, la diosa latina de la tierra y los cereales, y “vis”, la fuerza. Mientras en España se popularizó el nombre latino, en Europa se adopto el término  “biere”, proveniente de diversas variantes del verbo latino “bibere”, que significa beber.

4.    La cerveza engorda

La cerveza es una de las bebidas más saludables que puedes elegir. Muchos estudios científicos han demostrado que la cerveza es una bebida sana y se desmienten algunos mitos erróneos acerca de ella, su fama de poco saludable y de engordar no es cierta, pues una caña tiene 90 calorías y al contener el 92% de agua es muy hidratante y también refuerza el sistema inmunológico, tiene bajo contenido en sodio lo que la hace recomendable para dietas bajas en sal.

5.    La cerveza fue inventada por los celtas

Si bien los celtas eran grandes aficionados a la cerveza, su elaboración y consumo  data de 3.500 a.C. originada en las culturas Curdas o Sumerias (Irán). La cultura Sumeria, entre el Tigris y el Eúfrates, en el sur de Mesopotamia, desarrolló la fabricación del pan y de la cerveza, que se utilizaba fundamentalmente en banquetes y fiestas, y el imperio Babilónico continuó elaborando y consumiendo cerveza que se ingería mediante largos tubos.
De Mesopotamia, la cerveza pasó a los egipcios, y de aquí a todo el Mediterráneo mediante las culturas hebreas y, sobre todo, fenicias.

De hecho, y como curiosidad, os queremos contar que una de las cervezas más caras del mundo, se fabrica en Londres, según una receta rescatada por arqueólogos en el Templo del Sol de la reina Nefertiti, en Egipto. Se llama Tutankamon y se produce una edición limitada y numerada

6.    La industria cervecera no es ecológica

Se puede considerar a la industria cervecera como pionera en cuanto a su capacidad de evitar que sus envases dañen el medio ambiente, ya que el 73% de los mismos vuelven a sus fábricas en estos momentos, sea por la vía del reutilizable o por la recuperación y reciclado. Pero su ambición es que en los próximos años la mayoría del 27% restante también lo haga.

7.    España no es un país fabricante de cervezas

Fuente: Flickr - tigercop2k3

Fuente: Flickr – tigercop2k3

España puede considerarse un país “cervecero”, a la altura de países vecinos como Alemania y Reino Unido, con una cultura y una tradición muy ligada a esta bebida. Es la tercera potencia productora de cerveza de la UE, sólo por detrás de los países mencionados, y el noveno productor de cerveza en el mundo.

8.    La espuma de la cerveza indica que está mal tirada

Ya hemos hablado de la importancia de la espuma de la cerveza en el tiraje o servicio de la cerveza. Una buena corona de espuma indica que la cerveza tiene calidad y está bien tirada. Puedes leer más sobre este tema, en este artículo del blog.

En Naturbier somos herederos de una interesante tradición cervecera, como muchos ya sabéis llegó a albergar una fábrica de cerveza cuyas instalaciones se mantienen hoy en día. Por eso nos gusta dar a conocer y difundir la verdad sobre esta gran bebida.